Sáb. Jun 25th, 2022

    En el mundo hay 450 casos y al menos 12 muertos. Investigan por qué se produce la insuficiencia hepática en los niños. ¿Cuáles son los signos de la enfermedad?

    Los casos detectados ya son 450, según un informe difundido por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), casi 100 más que los 348 que reporta la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su último informe de esta semana.

    El informe de la agencia europea registró 11 muertes en todo el mundo, pero las autoridades sanitarias irlandesas anunciaron una muerte sospechosa por hepatitis grave que no está contemplada en el documento del ECDC, por lo que la cifra ascendería a 12.

    De las víctimas mortales, se han registrado 5 muertes por hepatitis grave de origen desconocido en Estados Unidos, otras 5 se confirmaron en Indonesia y una en Palestina.

    “La causa y los mecanismos patogénicos de la enfermedad aún están bajo investigación. Se ha encontrado una posible asociación con la infección actual por adenovirus en casos en el Reino Unido en particular, pero se están investigando otras hipótesis y posibles cofactores. La mayoría de los casos siguen informándose como casos esporádicos no vinculados”, explicó el ECDC en su informe.

    La OMS fue informada por primera vez el 5 de abril de 10 casos en Escocia detectados en niños menores de 10 años.

    Hasta el momento, 21 países han detectado casos de esta hepatitis de causa desconocida entre niños, en su mayoría menores de 10 años, desde principios de abril.

    Al menos 26 de los pacientes requirieron un trasplante de hígado.

    Se llama hepatitis de origen desconocido porque los virus comunes que causan la hepatitis: A, B, C y E no se han detectado en ninguno de los casos reportados a nivel mundial, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades. y la OMS.

    La enfermedad

    La hepatitis es una inflamación del hígado que tiene una amplia gama de causas. Las infecciones virales, especialmente las causadas por los virus de la hepatitis A, B y C, pueden causar la afección.

    El uso excesivo de alcohol, ciertos químicos tóxicos, algunos medicamentos y otras condiciones médicas también pueden causar hepatitis.

    El director de Salud Pública de Escocia, Jim McMenamin, dijo que la investigación «sugiere cada vez más que existe un vínculo con la infección por adenovirus, virus que comúnmente se transmiten de persona a persona y al tocar superficies contaminadas, así como a través del sistema respiratorio». Y explicó que “las infecciones comunes, como el adenovirus, se pueden prevenir con una buena higiene de manos y respiratoria. Por lo tanto, alentaría a los padres y cuidadores a supervisar a los niños pequeños mientras se lavan las manos para asegurarse de que lo estén haciendo correctamente”.

    La inflamación del hígado es una respuesta inmunitaria general a una infección o lesión, una señal de que el cuerpo está tratando de combatir una posible enfermedad.

    Los síntomas en los niños suelen ser algunos (pero no todos) de los siguientes: orina oscura, heces grises, coloración amarillenta de la piel y los ojos (llamada ictericia) y temperatura alta.

    La semana pasada, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informaron que estaban trabajando con los departamentos de salud estatales y que “los investigadores están examinando una posible relación con la infección por adenovirus tipo 41. ″.

    Un grupo de niños afectados con hepatitis aguda había dado positivo por adenovirus tipo 41, un patógeno que suele causar gastroenteritis aguda, a veces llamada gripe estomacal, que provoca náuseas, vómitos, diarrea y, a veces, síntomas más graves.

    Un grupo de cinco virus, conocidos como hepatitis A, B, C, D y E, son bien conocidos por causar enfermedades hepáticas, pero otros pueden dañar el órgano.

    Anteriormente, se pensaba que el adenovirus solo causaba hepatitis en niños con problemas de salud subyacentes, pero el informe de los CDC señaló que «podría ser un contribuyente poco reconocido a la lesión hepática en niños sanos».

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.